20 de novembre de 2013

No esperen por los bárbaros: ya están dentro.



Ángels Martínez Castells – Consejo Científico de ATTAC España


El Imperio Romano desapareció asolado por los bárbaros que aniquilaron pueblos y culturas, dejando sólo algunos girones de lo que había sido un impresionante sistema civilizatorio. Cuando nos habíamos convencido que de nuevo habitábamos una Europa de valores democráticos, arte y cultura, se escuchan lamentos de plañideras anunciando una nueva invasión que, desde otros continentes -y vía tratados comerciales, transacciones financieras o en patera- van a acabar con ese nuevo intento. Pero no le den más vueltas. Los bárbaros ya no vendrán, porque están aquí: ocupando sillones, escaños, diputaciones y ayuntamientos. Y ya es oportuno deplorar que la cultura europea haya desaparecido, prácticamente, de la vida pública, substituida por una mediocridad iletrada que ningún pueblo se merece. Así se entiende incluso que algunos políticos se resistan a contestar a las preguntas de los periodistas porque saben que ponen de manifiesto, de manera casi obscena, su falta de entidad y escasa cualificación… Lo más grave, sin embargo, es que como en un espejo perverso, reflejan también las pocas exigencias de la ciudadanía que los tolera.


16 de novembre de 2013

Renta Básica



 
¿Qué es la Renta Básica?

La Renta Básica es un nuevo derecho que comienza a reivindicarse en plena crisis de los años 70 del siglo pasado. El primer texto que habla sobre la misma apareció en la revista Zona Abierta. Allí se publica un artículo de Philippe Van Parijs, que llevaba por título “Una vía capitalista al comunismo”, en el mismo Van Parij propugnaba el derecho a una Asignación Universal.
.
Daniel Raventós desde una perspectiva republicana da una de las primeras definiciones de este nuevo  “derecho”:
.
Por una renta básica garantizada para toda la ciudadanía se entiende un ingreso pagado por el Estado a cada miembro de pleno derecho de la sociedad, incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre, o dicho de otra forma, independientemente, de otras posibles fuentes de renta que pueda tener y sin importar con quien viva.
.
Por consiguiente se trata de un derecho, nunca de un subsidio.
.
No se puede confundir, tal y como hace algunos dirigentes sindicales con lo que implantó el economista neoliberal M. Friedman en la dictadura chilena de Pinochet. Aquello fue, lo que hoy se conoce como el Impuesto Negativo y se impuso como “caridad” y para evitar un posible estallido social. Con lo que la dictadura fascista chilena consiguió bajar fundamentalmente los salarios de un movimiento obrero aplastado por las huestes del imperialismo de la CIA y su homónimo la DINA chilena.
.
No es la Renta Básica lo pactado por los redactores de la última reforma del Estatuto Valenciano. Aquello hay que definirlo como una Renta Mínima cuyo montante no es más que una limosna y que además ha quedado reducida a la nada en el momento que comenzó la recesión económica actual.
.
No es un tipo de subsidio parecido a las antiguas Rentas Mínimas de Inserción. Ya que estas Rentas Mínimas  no son universales, no son individuales y están condicionadas a prestar una contraprestación. Por otra parte se da a la unidad familiar y son una “limosna” (como mucho han llegado a los 400€ por unidad familiar).
.
La Renta Básica es universal, individual e incondicional. Por consiguiente no dependen de nadie ni de nada. Se da por el mero hecho de ser ciudadano.
.
Es verdad que este derecho entra en contradicción con el derecho a la “propiedad”. ¡Y QUÉ! Elegimos un lado de la barricada. Nos movemos donde se movían los dos grandes revolucionarios burgueses-Thomas Paine y Robespierre- El primero (que además fue el ideólogo del movimiento obrero naciente en la Inglaterra Victoriana) habla de este derecho ante la expropiación masiva de campesinos en América. Mientras que Robespierre siempre defendía que cuando dos derechos son contradictorios uno ha de permanecer sobre el otro. Y Robespierre cuando se encuentra con la contradicción nos dice en un mitin lo siguiente: “¿Cuál es el primer fin de la sociedad? Mantener los derechos imprescriptibles del hombre. ¿Cuál es el primero de esos derechos? El de existir. La primera ley social es, pues la que se asegura a todos los miembros de la sociedad los medios de existir; todas las demás se subordina a ésta…..”
.
En conclusión cuando se habla de derechos se está en un lado de la barricada o en el otro lado, ya que el que dice que es posible la armonía siempre acaba en el mismo lado de la barricada… en el del Poder.
.
Javier Méndez-Vigo Hernández

15 de novembre de 2013

15 de novembre: 15 anys d'ATTAC



Manu Chao- Politik Kills















Enric Pastor.ATTAC-PV


El 15 de novembre farà 15 anys que ATTAC va fer el seu acte fundacional a França.

Que jo sàpiga, cap moviment de les característiques d'ATTAC ha aconseguit tant en tan poc de temps i amb tan pocs mitjans. La "caboteria" d'un grup de gent que va apuntar-se a la crida feta per un grup depersones del món del periodisme, amb Ignacio Ramonet al seu davant com a "imaginador" de la idea, junt amb un grapat de gent del món dels sindicats alternatius, de la cultura, de la universitat, dels moviments socials i persones de a peu que pensava que calia ja rebelar-se contra la "dictadura dels mercats" que Ramonet denunciava al seu article seminal de novembre del 98, va fer el miracle laic.

9 de novembre de 2013

En defensa del sistema público de pensiones.

 

Los economistas y juristas firmantes (*) de este Documento lo han elaborado con objeto de rebatir y desautorizar el Informe de la Comisión de expertos designada por el gobierno y para denunciar la nueva contrarreforma de las pensiones que con base en él pretende acometer  el PP. Los ciudadanos deben saber que reducir las pensiones no es un medida que sirva para combatir la crisis económica sino que implica un paso en el desmantelamiento del estado social que se está llevando a cabo.

 

LA SOSTENIBILIDAD DE LAS PENSIONES, PROBLEMA POLÍTICO, NO ECONÓMICO. 

Pensamos que la manera de plantear un problema condiciona su solución. La sostenibilidad del sistema público de pensiones se ha planteado siempre, en unos casos por ignorancia y en otros por intereses espurios, de la peor forma posible. Se ha tratado  como un problema técnico cuando es un problema político. Se ha querido enmarcar como una cuestión de insuficiencia de medios, cuando en realidad el quid de la cuestión es la distribución de la renta. Se pretende que creamos que la sostenibilidad del sistema público de pensiones depende de “cuántos son los que producen”, cuando la variable importante es “cuánto se produce”.

Conscientes de que se trata de un problema político y no económico, consideramos que nuestro papel debe centrarse únicamente en desenmascarar los intentos de justificar mediante planteamientos aparentemente técnicos las posturas ideológicas previamente tomadas.

Hace ya muchos años que todos los servicios de estudios de las entidades financieras y similares, apoyados y jaleados por los organismos internacionales, comenzaron a emitir informes acerca de la inviabilidad del sistema público de pensiones. La postura oscilaba desde los más radicales, demandando su sustitución por planes privados, hasta los medianamente posibilistas, que tan solo pretendían su reforma, de manera que los gastos sociales no se incrementaran e incluso se redujeran. Por citar tan solo un ejemplo, allá por 1993 la Fundación BBV contrató a treinta y cuatro sabios, expertos, técnicos para que estudiasen el tema de las pensiones. En realidad, querían que se pronunciasen sobre la viabilidad, más bien inviabilidad, del sistema público. Trabajaron durante veinte meses para llegar a la conclusión de la imposibilidad de mantener el sistema público si no se reformaba. Una vez más se empleó la expresión quiebra de la Seguridad Social. El resultado de sus cálculos, que fueron facilitados a la prensa, consistía en el pronóstico de que para el año 2000 el desajuste entre ingresos y gastos de la Seguridad Social habría aumentado en una cantidad equivalente al 2% del PIB. ¿Cataclismo?, ¿quiebra? “Será incompatible con Maastricht”. Lo cierto es que el año 2000 llegó y no se produjo prácticamente nada de lo que pronosticaron. De hecho, se registró un superávit del 0,4%.

La argumentación de todos estos informes era similar: el incremento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad dibujaban una pirámide de población que haría inviable en el futuro el sistema público de pensiones. Vaticinaban que en un determinado número de años se produciría la quiebra de la Seguridad Social. El tiempo ha ido transcurriendo y hemos llegado a las fechas fijadas sin que se cumpliese ninguno de sus pronósticos, lo que parece natural ya que no tuvieron en cuenta determinados factores tales como la incorporación de más mujeres al mercado laboral o el incremento en el número de inmigrantes. El estrecho encuadre de las proyecciones demográficas y el hecho de considerar solo la población total no pueden constreñir el complejo problema de la viabilidad de las pensiones. A cualquiera se le ocurre que al menos otra variable, la tasa de actividad, tendrá algo que ver en la solución.

1 de novembre de 2013

Un diagrama para que no te engañen con las cifras del paro.

4




Eduardo Garzón – Consejo Científico de ATTAC España




Los datos arrojados por la Encuesta de Población Activa revelan que el paro ha disminuido el tercer trimestre de 2013 (julio, agosto y septiembre). Cuando leemos o escuchamos una comunicación así, instantáneamente pensamos que es una buena noticia. Pero lo cierto es que el paro puede descender por muchos motivos, y ello no siempre responde a causas de las que podamos alegrarnos. Para comprender fácilmente las formas por las que el paro puede descender (o aumentar) y así poder saber si hay motivos de alegría o no, presentamos un diagrama sencillo que nos permite abordar la problemática de una forma rápida y sencilla.

Con el siguiente recuadro azul se representa toda la población residente en el territorio español.

1

Ahora vamos a diferenciar la población que está en edad de trabajar con la que no está en edad de trabajar (menores de 16 años y mayores de 64 años).

2


A continuación, dentro de la población que está en edad de trabajar hay que distinguir entre aquellos que están inactivos (estudiantes, trabajadores del hogar, prejubilados e incapacitados) de aquellos que están activos.

3


Por último, dividimos la población activa entre ocupados y desempleados.

4

Pues bien, ya tenemos bien ubicado el segmento de población que nos interesa: los parados (franja naranja). Este colectivo puede disminuir, pero en ese caso las personas que dejan de estar paradas abandonan la franja naranja de nuestro diagrama para pasar a otro espacio. Nos encontramos con 4 posibilidades:

  1. Si se trasladan al recuadro rojo (población ocupada) entonces es que se están creando puestos de trabajo, porque un parado deja de estarlo porque comienza a trabajar.
  2. Si se trasladan al recuadro rosa (población inactiva) entonces no se están creando puestos de trabajo. El antiguo parado puede haber decidido iniciar unos estudios, puede haber tenido un accidente que le ha dejado incapacitado para trabajar, puede haber decidido dedicarse a las labores del hogar, o puede haberse prejubilado. Y a pesar de que no se crean nuevos puestos de trabajo, el paro (y la tasa de paro) disminuye.
  3. Si se trasladan al recuadro azul de la derecha (es decir, si se jubilan) tampoco se crean nuevos puestos de trabajo, pero el número de parados disminuye.
  4. La última posibilidad es que las personas que abandonen el recuadro naranja lo hagan porque fallezcan o porque se muden a otro país –ya sea para estudiar o para trabajar– y por lo tanto desaparecen del diagrama. En este caso el número de desempleados disminuye, aunque obviamente esto no supone creación de puestos de trabajo en España.
Como se puede comprobar, la única posibilidad que puede considerarse verdaderamente positiva es la primera: cuando un parado deja de estarlo porque comienza a trabajar. Las otras tres posibilidades reducen el número de desempleados pero sin que por ello se estén creando nuevos puestos de trabajo.


Vamos a ver qué ha pasado en este tercer trimestre de 2013 (julio, agosto y septiembre) atendiendo al diagrama: la franja naranja (la población desempleada) se ha reducido en 72.800 personas, de las cuales 39.500 pasaron a la franja roja (y por lo tanto pasaron a trabajar) y 33.300 abandonaron el diagrama, pasaron a la franja rosa o terminaron en la franja azul de la derecha (en otras palabras: fallecieron, se mudaron a otro país, se jubilaron, se prejubilaron, iniciaron nuevos estudios, se dedicaron a las labores del hogar o sufrieron alguna incapacidad para trabajar). Estos datos no parecen malos si se olvida que estamos hablando de los tres meses del año que mejores resultados ofrecen en términos de empleo en todo el año, debido a las vacaciones de verano. De hecho, todo el empleo creado (todo lo que aumenta la franja roja) ha sido en el sector servicios y de carácter temporal, lo que demuestra que es debido al periodo vacacional.


Si ampliamos el horizonte y pasamos a considerar los nueve primeros meses de este año (y por lo tanto combinamos periodos buenos con periodos malos) los datos no dejan lugar a dudas: la situación es muy negativa. Desde enero a septiembre la franja naranja (desocupados) se ha reducido en 61.000 personas. Esto, que podría parecer un dato positivo, es un fenómeno nefasto cuando se comprueba que el desplazamiento no ha sido en absoluto hacia la franja roja (ocupados), sino en su totalidad hacia las otras tres posibilidades (fuera del diagrama, franja rosa, y franja azul de la derecha). Pero por si esto fuera poco, resulta que durante el mismo lapso de tiempo, la franja roja también ha disminuido en 134.000 personas. Y, obviamente, el movimiento no ha sido hacia la franja naranja, sino hacia fuera del diagrama, hacia la zona rosa, o a la azul de la derecha.


Realizar este tipo de lecturas en realidad no es nada difícil. Lo que ocurre es que en los medios de comunicación convencionales se suelen presentar todos los datos en bruto, sin acompañarlos de lecturas que traten de articular todos los elementos para de esta forma facilitar la comprensión de la realidad. No hay duda de que hay intereses en que no quede muy claro si el paro se ha reducido por la creación de puestos de trabajo o por cualquier otro motivo. Por todo ello, siempre es recomendable plantarse delante de todos esos datos con este diagrama en la mano. De esta forma, al menos, le estaremos poniendo más difícil a los comunicadores correspondientes su intento por confundirnos y desorientarnos.

 http://eduardogarzon.net/